A ella le ocurrio algo en lo que coinciden muchos consumidores asexuales al relatar las experiencias

“Pensaba que igual nunca me acercaba a los chicos y me tenia que aproximar a las chicas. Pero fue un ‘no’ rotundo”, reconoce. Asi­ como podri­a ser conocer unicamente la heterosexualidad, la homosexualidad y la bisexualidad limita las posibilidades a esas tres.

La pabelli?n del colectivo asexual esta formada por el color sable (por las personas asexuales), gris (por las grisexuales y las demisexuales), blanco (por las aliados alosexuales, esas seres que si sienten entretenimiento sexual) asi­ como violado (por la comunidad) Patricia J. Garcinuno

El 1% de la poblacion

El sexologo Anthony F. Bogaert publico un analisis en el que estimaba que por las proximidades de el 1% sobre la colectividad seri­a asexual. Nunca existe datos oficiales pero, desde por lo tanto, esa es la cifra que se ha tomado igual que relato de el analisis de esta cuarta orientacion sexual. Pese a que ese 1% de la poblacion se traduce en unos 76 millones sobre individuos en cualquier el ambiente –y cerca sobre medio millon en Espana–, el desconocimiento y no ha transpirado la invisibilidad son dos elementos que favorecen que muchos consumidores asexuales nunca sepan que lo son, por motivo de que ni siquiera saben que existe esa etiqueta.

Es lo que le ocurrio a Celia Gutierrez, de 19 anos de vida. “Empece a cuestionar mi orientacion sexual asi­ como lo encontre en internet por casualidad”, explica. Igual que le costo dar con aquello que se ajustaba a lo que la novia seri­a, echo en carencia mas referencia. “Encontraba material, un video o testimonios, aunque me faltaba un lugar en el que estuviera todo unificado, sobre todo en castellano, asi que decidi realizarlo yo”, cuenta acerca de el ejemplar que acaba de anunciar, La conmocion (a)sexual (Egales), una guia que trata de aclarar conceptos, seguramente desconocidos para el gordo de la poblacion, y que pone en la mesa las mitos, prejuicios desplazandolo hacia el pelo estereotipos en los usuarios asexuales. Celia ha tomado la decision de firmar su libro con pseudonimo, el identico que ha pedido usar en este reportaje, porque prefiere sustentar su anonimato.

Portada sobre ‘La revolucion (a)sexual’, de Celia Gutierrez, editado por Egales

“La principal discriminacion –acefobia– seri­a el estigma, de el que quГ© es datemyage derivan el resto. Hay unos estandares sobre como debe ser la sexualidad y no ha transpirado como las personas asexuales nunca se ajustan a ellos, eso lleva a la patologizacion. Por un aspecto, por ellas mismas, que podri?n fiarse que deben cualquier contratiempo debido a ese desconocimiento, asi­ como por otro, por el resto de usuarios, parientes o amistades, que deben ese mismo razonamiento desplazandolo hacia el pelo se lo dicen. En el terreno facultativo tambien hay bastante desconocimiento asi­ como podri?n regresar a patologizar a usuarios sanas y hacerles terapias porque creen que tienen un inconveniente de salud”, explica Celia.

Pero los usuarios asexuales nunca lo son porque padezcan ningun impedimento. “Pueden tener excitacion, que nunca seri­a igual que tener baja libido, no esta causado por el menor trauma, ni reprimen las deseos sexuales, ni deben ningun problema organico, ni es celibato”, enumera la psicologa desplazandolo hacia el pelo sexologa Silvia Sanz. Precisamente, acontecer asexual no implica que esas seres nunca puedan enamorarse asi­ como tener o desear una comunicacion de pareja, a no acontecer que sean arromanticas, otro sobre las conceptos que desgrana Gutierrez en su texto. “Para tener relaciones sexuales no hace carencia amar a la humano desplazandolo hacia el pelo con esta categoria sobre usuarios asexuales Asimismo podri­amos comprobar que puedes amar a una ser y nunca tener sexo”, apunta la experta, que es autora de el texto Sexamor.

“La ausencia de referencias asi­ como referentes imposibilita o dificulta la integracion sobre la identidad sexual, lo cual influye en la sanidad sexual asi­ como mental de las gente

“La desaparicion sobre referencias y no ha transpirado referentes imposibilita o dificulta la integracion sobre la identidad sexual, lo que influye en la salubridad sexual desplazandolo hacia el pelo mental de las usuarios, que nunca podri?n autoidentificarse, autodefinirse e integrar su orientacion sexual conforme con su transcurso de crecimiento en la infancia desplazandolo hacia el pelo la adolescencia”, indica Gonzalez Veiga, que considera que la invisibilizacion sobre esta orientacion sexual se tiene que “a que se sale sobre la heteronorma” desplazandolo hacia el pelo a que “la erotica esta tan en el centro de nuestra humanidad que la espectaculo sexual se considera pieza de lo que nos humaniza”. En muchos casos, este desconocimiento lleva a los usuarios asexuales a discurrir orientaciones que no se corresponden con la suya.

“Empece a revelar que era asexual por motivo de que nunca sentia placer sexual con mis parejas, ni me fijaba en el fisico sobre nadie. Me sentia inusual, como que no encajaba, igual que En Caso De Que tuviera cualquier contratiempo psicologico, aunque nunca sentia que lo fuera. No pedi asistencia porque nunca queria que ninguna persona me obligara a elaborar una cosa que yo no queria hacer”, cuenta Jorge. “Parece que tienes un problema sobre vitalidad o que estas mal por no tener sexo. El caso es que no lo puedes afirmar por verguenza o por miedo”, continua. “Yo ponia una rostro que no era la mia, por motivo de que nunca podias decir que no te encanta tener relaciones sexuales. Me sentia obligado asi­ como algunas veces vomitaba al final. Me sentia mal por dentro, porque nunca queria. Actualmente me siento dichoso por acontecer lo que soy, lo que siento y no ha transpirado nunca estar enganado toda mi vida”, explica.